La estrategia que siguió esta pyme para romper un récord de entregas te ayudará a distinguir entre tus socios estratégicos

¿Y si existiera un Uber que llevara tacos a domicilio? Se han preguntado cientos de usuarios en redes sociales durante un tiempo. Hace poco más de un año que el equipo de El Tizoncito se percató de que esta inquietud era una demanda que podrían satisfacer.

Así que el pasado 26 de mayo esta petición se hizo realidad gracias a Uber y El Tizoncito, y no sólo eso sino que consiguieron romper un récord Guinness por servir la mayor cantidad de tacos a la vez: 40 mil repartidos en 10 mil órdenes en la Ciudad de México y área metropolitana.

“Los millennials pidieron en redes sociales que existieran los Uber tacos”, asegura Carlos Quintana, consultor de comunicación de El Tizoncito, cuya apuesta por ahora es conquistar a este segmento de la población y a la generación posterior, los centennials (jóvenes nacidos en la década de los 2000).

Fue entonces cuando el equipo de comunicación de esta Pyme, con 51 años de historia, buscó a Uber para hacerlo realidad. Quintana confiesa que no fue fácil lograr la negociación. “El equipo de Uber es gente muy profesional con procesos muy claros, como debe ser porque son líderes del mercado”.

Sin embargo, no sería la primera vez que la plataforma de transporte privado hacía una alianza para llevar a sus usuarios algo comestible. En 2015 se alió con la marca de helados Häagen-Dazs y generó conversación con el hashtag #UberIceCream y en 2016 repitió la acción con Magnum, antes de que existiera UberEats, en octubre.

Esta vez con UberEats, El Tizoncito logró no sólo generar conversación en redes sociales con los hashtags #UberCDMX y #UberTACOS, sino llevar la acción fuera y convertirlo en transacciones.

El publicista aclara que la estrategia de redes sociales no debe consistir en postear por postear sino hacer activaciones. Para darla a conocer Uber ayudó a difundir esta promoción de tacos gratis (pues sólo se cobró el envío de 35 pesos) a través de una invitación a todos los contactos de su base de datos cuatro días antes y un recordatorio el mismo día.

Claves de las alianzas
El primer paso es escuchar al cliente y observar las tendencias de su mercado. Una vez hecho esto, Quintana recomienda a otras Pymes seguir las siguientes claves, sin importar la industria a la que pertenecen.

1. Tener un producto de calidad

Cualquier Pyme debe estar muy segura de que puede responder con calidad, no importa cuál sea el producto.

En el caso de El Tizoncito, comparte Quintana, tuvieron 170 personas trabajando y 30 trompos de los que se prepararon 40 mil tacos que se repartieron en 10 mil órdenes distribuidas en 700 autos.

“Esto incluye también tener suficiente inventario porque si no se revierte el resultado y puede surgir una crisis”, advierte.

2. Tener una propuesta de valor

Sin importar el tamaño del negocio, si se trata de una Pyme con tradición o de una startup, Quintana afirma que “lo importante es que tengas una propuesta de valor seria, así, aunque parezca difícil te puedes aliar con Disney o Coca-Cola”.

La propuesta de El Tizoncito tenía lógica pues en México el mercado de los tacos es enorme si se considera que el 10% de los mexicanos los consume a la hora de comida y el 59% en la cena, según indica el estudio Hábitos de compra de alimentos preparados fuera de casa, elaborado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Esto contribuyó a que para las 4 de la tarde se hubieran agotado todas las órdenes.

3. No tener miedo de buscar a los grandes

Aunque se trate de una Pyme, si se cumplen con los dos aspectos anteriores, entonces no hay por qué temer a acercarse a grandes empresas, porque estas alianzas ayudan a tener mayor visibilidad de los consumidores.

Si no fuera por las credenciales que tiene Uber, quizá hubiera sido difícil que El Tizoncito hubiera llamado la atención de la organización del récord Guinness, pues fue el equipo de UberEats el que se puso en contacto con ellos, cuenta Quintana.

Además de no tener miedo de aliarse con grandes compañías, El Tizoncito quiere ser una de ellas. Entre sus planes para finales de este año está llegar a Estados Unidos a la ciudad de McAllen, Texas y aumentar las 22 sucursales de esta taquería que hace 51 años inició la señora Concepción Cervantes, en la colonia Condesa y que dio origen a los tacos al pastor.

De YANIN ALFARO

Anuncio

Anuncio